Cómo lavar

Toallas suaves y esponjosas

Norit_diario_toda_laropa_AZULA todos nos gustaría poder mantener la sensación de suavidad y esponjosidad que tienen las toallas cuando son nuevas. Pero lavado tras lavado se vuelven ásperas y adquieren una rigidez que no resulta tan agradable en el secado.

A continuación, te damos unos trucos para que las toallas se mantengan suaves y absorbentes como el primer día durante más tiempo:

  • Lávalas separadas del resto de ropa: las toallas pueden soltar pelusas y éstas podrían depositarse sobre otras pendas siendo muy visibles en prendas negras u oscuras.
  • Dosifica correctamente el detergente, una mayor cantidad no hará que tu ropa quede mejor, al contrario pueden quedar restos de producto sobre las fibras y no quedaran suaves.
  • Limita la carga de la lavadora: te recomendamos no llenar al completo el tambor de la lavadora, es necesario que las toallas se puedan mover con facilidad durante el lavado para que se limpien adecuadamente.
  • No utilices suavizante ya que reduce la capacidad de absorción de las toallas. Lávalas con Norit Diario para Toda la Ropa, además de cuidar las fibras dejará tus toallas suaves, esponjosas y agradablemente perfumadas.
  • Sacúdelas antes del secado: así ayudarás a que recuperen su forma original y queden esponjosas.  Si quieres evitar malos olores, tiéndelas lo antes posible cuando acabe el lavado.
  • Sécalas al aire libre o utilizando la secadora: si las tiendes al aire libre evita exponerlas directamente al sol y no sobrepases el tiempo de secado para evitar que las fibras se endurezcan. Si optas por la secadora, controla el tiempo de secado para no dañar las fibras.
  •  Evita la plancha a vapor: ya que sus fibras quedarán humedecidas y, al guardarlas, podrían aparecer malos olores.

Producto recomendado

También te puede interesar