Cómo lavar

Cómo lavar tejidos de chenille

Norit_delicado_mano_AZULLa chenilla o chenille es una clase de tejido similar a los terciopelos cuyos hilos de trama son de chenille, nombre francés de una oruga,  de ahí su nombre.

Los hilos de chenille pueden ser multicolor, de fantasía o huecos en función del diseño, de gran volumen y buen tacto. Este tipo de hilo permite conseguir un efecto parecido al terciopelo. Descubierta en Francia en el s. XVIII, ha sido utilizada sobre todo como tejido en cortinas, sofás o cubrecamas. Muy suave al tacto, aporta calidez y es valorada por la resistencia de sus fibras.  Son tejidos caros porque los hilos de chenille son tejidos a baja velocidad.

Cómo limpiar ropa de chenille

lavar-prendas-chenillaLos tejidos de chenille son tejidos delicados y caros que requieren un lavado a mano para no perder fibras que conllevaría perdida de suavidad al tacto.

Llena un recipiente con suficiente agua fría para que puedas sumergir al completo tu pieza de ropa de chenille. Añade al agua un tapón de Norit Mano, que con su fórmula neutra mantiene el aspecto, la suavidad y el color original de las fibras.

Introduce la prenda en el recipiente y remuévela suavemente. Mantén la pieza de ropa en remojo durante unos 20 minutos y, después, enjuágala bien de manera que no quede ningún resto de detergente en las fibras. No es aconsejable utilizar suavizantes ya que podría incrementar la perdida de fibras.

Escurre bien el agua de la prenda antes de secarla evitando apretar o retorcer sus fibras para no dañarlas. Extiende la pieza de ropa entre dos toallas blancas extendidas sobre una superficie plana y deja que las toallas absorban el excedente de agua de la prenda. Sécala al aire libre, no utilices secadora.

Producto recomendado

También te puede interesar