Cómo lavar

CÓMO LAVAR CHAQUETA DE PLUMAS/PLUMÓN

norit-delicado-maquinaLas parkas, chaquetas de plumas o plumones se identifican por su ligereza, gran volumen y alto grado de aislamiento térmico. La característica específica de estas prendas es el material de relleno que aporta el aislamiento térmico gracias a la cámara de aire que se genera. Este material puede ser natural de origen animal (plumas de pato o oca) o sintético (fibras de poliéster huecas). Las plumas se caracterizan por su mayor volumen a igualdad de peso frente a las fibras sintéticas huecas que intentan imitar las propiedades.

Con el adecuado mantenimiento, la durabilidad de las camperas de plumones con plumas de animal puede ser superior a los plumones de fibra sintética.

Cómo lavar una chaqueta de plumas en la lavadora:

Si lo que te preguntas es cómo lavar un abrigo de plumas, este artículo te interesará. Te contamos todos los pasos para que quede impecable:

  1. Puedes lavar chaqueta de plumas a máquina, tanto si éstas son naturales como de fibras sintéticas. También puedes hacerlo a mano, pero al ser una prenda tan grande deberás lavarla en la bañera para que quede holgada. En cualquier caso, no es recomendable lavar el plumón más de 2 veces por temporada.
  2. Antes de lavar el plumas en la lavadora, gira la prenda al revés, cierra cremalleras de bolsillos y velcros para evitar que el tejido se rompa: esto provocaría la pérdida de plumas o fibras huecas.
  3. Lava la prenda sola para que quede holgada en el tambor, con agua fría y Norit Máquina .
  4. Selecciona un programa largo pero con un centrifugado suave, a máximo 400 revoluciones.

Si sigues estos trucos obtendrás un resultado impecable en tu chaqueta de plumas.

Cómo lavar una chaqueta de plumas a mano

Una chaqueta de plumas puede lavarse tanto a máquina, siendo la opción más sencilla, como a mano. Esta última opción no te la recomendamos a no ser que la prenda indique que debe lavarse a mano. Te damos los consejos necesarios para que puedas lavar tu chaqueta de plumas a mano:

  1. Llena una bañera con agua tibia y prepara tu detergente Norit Delicado a Mano.
  2. Sumerge la prenda en la bañera.
  3. Agrega el detergente y frota suavemente la prenda para que absorba el producto.
  4. Retira el tapón de la bañera y enrolla el abrigo de plumas para escurrirlo y eliminar el agua. Es importante que cuando laves tu chaqueta de plumas no la saques de la bañera sin haberla enrollado, ya que el peso del agua en las plumas puede deteriorar los tejidos internos.
  5. Coloca el tapón de nuevo y vuelve a sumergir la prenda para aclararla.
  6. Vuelve a enrollar la prenda para volver a escurrir el agua. Repite este paso hasta que deje de salir espuma.

Ahora que ya sabes cómo lavar una chaqueta de plumas a mano, te recomendamos que sigas nuestros consejos para aprender a secarla de una manera correcta.

Consejos para secar chaqueta de plumas

Igual que para el lavado, existen dos métodos de secado: al aire o en secadora. Antes de lavar y secar una chaqueta de plumas, recomendamos leer la etiqueta de la prenda para asegurarte de no estropear el abrigo.

Secado en secadora

El secado de un plumas en la secadora es muy práctico pero requiere cierta atención y cuidado:

  1. Introduce la chaqueta de plumas en la secadora junto a dos o tres pelotas de tenis: esto hará que mejore la dispersión e hinchado de las plumas y conseguir recuperar el volumen inicial.
  2. Selecciona el programa que tenga la menor temperatura.
  3. En cuanto a la velocidad de rotación, recuerda que también debe ser baja. De esta manera conseguirás un secado lento y efectivo

Secado al aire libre

Si lo que quieres es secar la prenda al aire libre, te recomendamos que no pierdas detalle de estos consejos:

  1. Coloca la prenda en una superficie plana, en una zona muy ventilada y evitando en todo momento los rayos de sol.
  2. Acuérdate de mover y rotar la prenda cada 2/3 horas para evitar la aglomeración de las fibra en las zonas inferiores..
  3. Recuerda que las plumas de origen natural tardan mucho en secar y es importante asegurar que el secado se realiza completo por su óptima duración.
  4. Una vez esté seca, ahueca la prenda para que las plumas no queden aglomeradas y recuperen su volumen y propiedades de aislamiento.

Almacenar y mantener una chaqueta de plumas

Para conservar nuestras chaquetas y abrigos de plumas como el primer día, no sólo debemos lavarlos y secarlos correctamente, sino que debemos almacenarlos de forma que no se estropeen de un año a otro.

En primer lugar, los abrigos deben almacenarse cerrados y colgados en perchas de sastre de madera para evitar que los hombros se deformen. En el caso de que no fuera posible, recomendamos guardarlos en lugares altos y sin objetos encima. Además, en el caso de que quieras optimizar el espacio, puedes guardar los abrigos de plumas en una caja o bolsa de tela. Te recomendamos no usar bolsas de plástico para evitar que cojan malos olores.

Si sigues todos estos consejos a la hora de almacenar, secar y lavar tu chaqueta de plumas, ¡no tendrás que preocuparte por comprar un abrigo nuevo durante muchos años!

Producto recomendado

También te puede interesar