Cómo lavar

Cómo lavar seda

norit-delicado-mano

La seda es una de las fibras textiles más antiguas, se comenzó a usar hace más de 4.500 años en China. De origen animal, se compone principalmente por proteínas, y está producida por las larvas de ciertos grupos de insectos en su proceso hacia la metamorfosis.

La seda se constituye por monofilamentos muy finos y sirve para fabricar artículos de lujo gracias a su brillo natural, tacto suave y agradable y buena absorción de la humedad.

Al ser un tejido tan delicado, éste debe ser lavado y cuidado de una manera muy específica. Desde Norit te vamos a dar los consejos necesarios para saber cómo lavar seda correctamente.

Lavar seda en la lavadora

lavar-prenda-seda

La seda es un tejido que no debe estar demasiado tiempo sumergido en el agua antes del lavado, ya que corremos el riesgo de que las fibras se enrosquen, reduciendo el tamaño de la pieza. A pesar de que en algunas lavadoras podemos encontrar programas para prendas delicadas, no te recomendamos lavar seda en la lavadora.

Cómo lavar y secar seda pura a mano

La seda es uno de los tejidos naturales más apreciado y es muy usado en prendas de vestir y complementos. Por ello, debemos tener mucho cuidado cuando limpiamos nuestras camisas o vestidos fabricados con este material. Si te preguntas cómo lavar seda, continúa leyendo: te contamos todos los detalles.

Cómo lavar un vestido de seda

La seda es muy frecuente encontrarla en camisas y vestidos, sobre todo en los de verano. Te contamos todos los pasos a seguir para saber cómo lavar un vestido de seda a mano y conseguir que tu prenda siga como el primer día:

  1. Introduce el vestido o la prenda de seda dentro de un recipiente con agua fría.
  2. Vierte un tapón de Norit mano: gracias a su fórmula neutra e hipoalergénica, mantiene el aspecto, la suavidad y el color original de las fibras.
  3. Déjalo en reposo durante algunos minutos.
  4. Agítalo suavemente, de vez en cuando, dentro del agua.
  5. Cuando hayas acabado, enjuaga bien el vestido de seda y escúrrelo con delicadeza y sin retorcer.
  6. Además, recuerda que la seda es un tejido especialmente delicado y vulnerable a la acción de ciertos insectos, como las polillas. Para prevenir que éstas dañen el tejido, utiliza los productos antipolillas de la gama Orion, disponibles en formato bolsas para los cajones y también en formato pinza para colgar en los armarios.

Cómo secar ropa de seda

Los tejidos como la seda están compuestos de fibras delicadas que suelen cambiar su tamaño y su forma, y pueden romperse a nivel microscópico cuando son expuestos a altas temperaturas. En poco tiempo este efecto puede dar un aspecto deteriorado a tu prenda. Por ello, la mayoría de este tipo de tejidos trae consigo una advertencia en la etiqueta que indica cuál debe ser el modo de lavado y secado. La mayoría de estas etiquetas recomiendan prescindir del uso de la secadora.

Te recomendamos que sigas estos pasos para secar ropa de seda:

  • Cuelga la prenda en una percha de madera para evitar que se produzcan arrugas mientras se seca.
  • El secado de tu prenda de seda nunca debe ser bajo el sol ya que se pueden dañar las fibras. Si prefieres colgarla en espacios abiertos, hazlo siempre a la sombra. No obstante, lo más recomendable es que la cuelgues en una bañera puesto que es un espacio más húmedo.

Siguiendo nuestros consejos, conseguirás lavar tu vestido de seda con éxito y tu prenda durará muchos más años en tu armario.

Cómo lavar seda pura: otros trucos de limpieza

En el caso de que te encuentres ante una pieza de seda que se ha ido desgastando con el tiempo o que tu objetivo sea quitar manchas de comida o maquillaje, puedes aplicar los consejos que te iremos resumiendo a continuación:

Lavar la seda con vinagre para recuperar su brillo

El vinagre blanco es un gran recurso casero para devolver el brillo a tus prendas de seda. Además, también puedes utilizarlo para intensificar el color de tu ropa.

Este truco debe emplearse después del lavado y antes de aclarar la prenda de seda. Así pues, tras haber lavado la prenda, debes sumergir tu vestido o camisa de seda en agua fría mezclada con una taza de vinagre. Tras ello, muévela en el agua durante un par de minutos. De esta forma, el jabón se eliminará totalmente y le devolverá a tu ropa el brillo que ha ido perdiendo con el uso.

Eliminar manchas en la seda

A pesar de que sigamos el procedimiento de lavado de forma estricta, podemos encontrarnos con algunas manchas que se resisten, como por ejemplo, restos de comida, pintalabios…

En estos casos, te recomendamos que viertas un poco de detergente Norit Mano en la zona manchada y frotes suavemente. Si tu prenda delicada tiene una mancha de pintalabios, también puedes utilizar un poco de alcohol en un algodón para retirarla y lavarla inmediatamente. No obstante, recuerda siempre hacer una prueba de solidez en una zona no visible: lavar la seda es una tarea delicada ya que es un material frágil y el alcohol podría dañar su color.

Cómo planchar la seda

Ahora que ya sabes cómo lavar la seda y cómo secarla, es importante también aprender a cómo plancharla. ¿Se puede planchar la seda aún siendo un tejido tan delicado? La respuesta es sí. La seda puede plancharse pero debes ser muy cuidadoso a la hora de hacerlo.

Antes de ponerte a planchar, te recomendamos cubrir la seda con una tela: de esta manera protegerás las fibras del calor. Además, es importante que la plancha esté a temperatura media y que la ropa esté del revés.

Tras leer y aplicar todos estos consejos sobre cómo lavar seda pura, podrás conservar tus prendas adecuadamente y evitar su deterioro.

Producto recomendado

También te puede interesar