Cómo lavar

Toallas suaves y esponjosas

Norit_diario_toda_laropa_AZULA todos nos gustaría poder mantener la sensación de suavidad y esponjosidad que tienen las toallas cuando son nuevas. Pero lavado tras lavado se vuelven ásperas y adquieren una rigidez que no resulta tan agradable en el secado.

A continuación, te damos unos trucos para que las toallas se mantengan suaves y absorbentes como el primer día durante más tiempo:

  • Lávalas separadas del resto de ropa: las toallas pueden soltar pelusas y éstas podrían depositarse sobre otras pendas siendo muy visibles en prendas negras u oscuras.
  • Dosifica correctamente el detergente, una mayor cantidad no hará que tu ropa quede mejor, al contrario pueden quedar restos de producto sobre las fibras y no quedaran suaves.
  • Limita la carga de la lavadora: te recomendamos no llenar al completo el tambor de la lavadora, es necesario que las toallas se puedan mover con facilidad durante el lavado para que se limpien adecuadamente.
  • No utilices suavizante ya que reduce la capacidad de absorción de las toallas.
  • Lávalas con Norit Diario para Toda la Ropa, además de cuidar las fibras dejará tus toallas suaves, esponjosas y agradablemente perfumadas.
  • Sacúdelas antes del secado: así ayudarás a que recuperen su forma original y queden esponjosas.  Si quieres evitar malos olores, tiéndelas lo antes posible cuando acabe el lavado.
  • Sécalas al aire libre o utilizando la secadora: si las tiendes al aire libre evita exponerlas directamente al sol y no sobrepases el tiempo de secado para evitar que las fibras se endurezcan. Si optas por la secadora, controla el tiempo de secado para no dañar las fibras.
  •  Evita la plancha a vapor: ya que sus fibras quedarán humedecidas y, al guardarlas, podrían aparecer malos olores.

Toallas más blancas

¿Tus toallas blancas han cogido ese color tirando a gris? Si aparte de mantener las toallas esponjosas quieres saber cómo blanquear ropa blanca grisácea, te recomendamos que hagas un tratamiento con Blanco Nuclear en Polvo. En un sólo lavado recuperarás el blanco impoluto de tus toallas, ¡como acabadas de comprar! Además, este blanqueante también es un potente quitamanchas, higieniza las prendas y acaba con el mal olor.

Con estos consejos conseguirás que tus toallas queden suaves, esponjosas y como nuevas.

Producto recomendado

También te puede interesar