Cómo lavar

Cómo lavar y cuidar tus prendas de viscosa o rayón

norit-delicado-mano-maquina

La viscosa es una fibra artificial que ha adquirido una gran presencia en el mercado gracias a sus excelentes resultados en cuanto a suavidad, ligereza, frescura y comodidad, ya que permiten crear prendas ligeras dotadas de un gran movimiento. No obstante, también se trata de un tejido delicado, por lo que su cuidado suele suscitar un gran número de dudas. Una de las grandes preguntas es cómo lavar la viscosa para no echar a perder nuestras prendas; otras cuestiones están ligadas a su secado y planchado.

En Norit te facilitamos a continuación todas las respuestas sobre cómo lavar la viscosa para que no se encoja ni se dañe. Además, compartiremos contigo una serie de recomendaciones para garantizar su cuidado.

¿Qué es la viscosa?

En primer lugar, conviene conocer más a fondo este tejido. La viscosa, también denominada rayón, es la primera fibra artificial celulósica y una de las que más se utilizan en la confección de prendas en todo el mundo para crear blusas, vestidos, lencería, corbatas y hasta ropa deportiva o de cama. Brillante como la seda, se fabrica a partir de la celulosa que se extrae de la madera y se caracteriza por su alta transpirabilidad.

Cómo lavar la viscosa o rayón a mano

Para lavar la viscosa a mano, coge un balde, llénalo de agua fría y añade la dosis recomendada de Norit Mano. Gracias a su fórmula neutra mantendrá el aspecto, la suavidad y el color original de la prenda.

La ropa de rayón o viscosa es especialmente frágil cuando se humedece. Por eso, te recomendamos que la laves a mano siempre que puedas. Eso sí, recuerda que nunca debes retorcer o escurrir este tipo de prendas, ya que puedes dañar sus fibras.

Cómo lavar la viscosa o rayón en la lavadora

A pesar de que nuestra recomendación es que laves tus prendas de viscosa a mano, es posible que en alguna ocasión no te quede más remedio que hacer uso de la lavadora. En estos casos, te aconsejamos que aproveches para hacerlo junto con otras piezas de ropa similares, que necesiten un cuidado especial, y así evitar los roces y desgarros.

Puedes colocar todas las prendas de viscosa dentro de una funda o bolsa de tela para el lavado. Esta es una medida que te ayudará a protegerlas no solo del roce con otras prendas, sino también del contacto con el tambor de la propia lavadora.

Por último, selecciona un programa con un ciclo especial para ropa delicada, siempre a baja temperatura, y añade la dosis recomendada de Norit Máquina: su suave fórmula protege las fibras, los colores y la forma. Además, deja un agradable olor sin necesidad de usar suavizante.

Consejos para el secado y planchado de prendas de viscosa

Una vez resuelta la cuestión sobre cómo lavar las prendas de viscosa tanto a mano como en la lavadora, pasamos a centrarnos en su secado y planchado. Unos procesos igualmente importantes a la hora de garantizar el máximo cuidado de este tejido.

  1. Extrae la humedad de la prenda antes de secarla. Para ello, puedes optar por sacudir cuidadosamente la prenda o bien enrollarla en una toalla seca y ejercer una presión suave que no la dañe.
  2. Evitar la secadora. Emplear la secadora para secar las prendas de viscosa es un riesgo para el tejido, ya que podría deteriorarse. Por esta razón, te recomendamos que optes por secarlas al aire libre, preferentemente colocándolas sobre una superficie plana y a la sombra.
  3. Planchar la ropa siempre del revés. Debes planchar tus prendas de viscosa siempre del revés para evitar dañar las fibras y crear brillos desagradables en las prendas. También puedes humedecer la prenda ligeramente y colocar un paño blanco entre la superficie caliente de la plancha y la prenda: de esta manera protegerás el tejido.

Cómo lavar viscosa para que no encoja o se deforme

Si no se lava correctamente y no se trata con el suficiente cuidado durante su secado y planchado, la viscosa es muy sensible a que se encoja. Así que, si quieres evitar el encogimiento de este tejido y que tu ropa siempre esté impecable, no te olvides de seguir los consejos que te recalcamos a continuación.

  1. Revisar la etiqueta de la prenda. Antes de nada, es importante que revises la etiqueta de cuidado de la prenda, puesto que algunas prendas de viscosa no son lavables. Asegúrate antes de proceder a su lavado o, de lo contrario, podrías dañar tu ropa.
  2. Usar un detergente que cuide el tejido. Es indispensable que te asegures de emplear un detergente para ropa delicada que garantice el cuidado de tus prendas de viscosa, como es el caso de Norit Delicado. Hacer uso de un detergente que no sea adecuado puede jugarte una mala pasada.
  3. Realizar el lavado con agua fría. Tanto si vas a lavar tus prendas de viscosa a mano como si lo haces en la lavadora, es indispensable que el agua se encuentre a una temperatura baja. El agua caliente puede tener efectos negativos en este tipo de prendas.
  4. Juntar todas las prendas delicadas en la lavadora. Como hemos mencionado anteriormente, si vas a lavar la viscosa en la lavadora, asegúrate de juntar todas las prendas de este mismo tejido para protegerla de posibles daños. Además, puedes añadir un plus de protección colocándolas dentro de una funda.
  5. Evitar el uso de la secadora. Siempre que sea posible, es preferible que las prendas se sequen al aire libre. Si quieres sacarle toda la humedad a tus prendas, puedes envolverlas en una toalla blanca y presionar suavemente antes de tenderlas como ya te hemos contado.
  6. No retorcer las prendas de viscosa. Debes evitar a toda costa retorcer las prendas de este tejido, incluso cuando estés tratando de escurrirlas. Forzar este tejido puede conllevar que tu ropa se deforme o se rasgue.
  7. Lavar de inmediato si transpiramos. Tal como ya hemos indicado, la viscosa absorbe la humedad fácilmente. Esto implica que, si hemos transpirado al llevar una prenda de viscosa, debemos lavarla lo antes posible. De lo contrario, el tejido, además de verse dañado, podría coger el olor.

Conocer todos estos consejos sobre cómo lavar la viscosa y procurar su cuidado durante todos los procesos resulta indispensable para evitar que este tipo de prendas se deterioren antes de lo previsto. Por nuestra parte, te aseguramos que, si sigues estas recomendaciones, mantendrás tus prendas de viscosa como el primer día.

Producto recomendado

También te puede interesar